Conoce como tratar la Dermatitis Seborreica

¿Sufres dermatitis y no sabes como aliviar sus síntomas? Te explicamos en que consiste, sus causas, síntomas y los mejores remedios para tratarla.

¿Que es la dermatitis seborreica?

Es una enfermedad cutánea muy frecuente y común, también denominada eczema seborreico o pitiriasis seca, y afecta a las áreas seborreicas del cuerpo o zonas donde se concentran gran cantidad de glándulas sebáceas, estás son la región central facial (incluyendo la nariz o el interior del oído), los extremos del cuero cabelludo y el tronco superior. De forma ocasional, otras partes del cuerpo pueden verse afectadas, tales como las inglés o glúteos.

Esta enfermedad inflamatoria crónica y recurrente suele ser muy molesta e incómoda debido a la picazón y provoca que se formen escamas de distintas tonalidades, blancas o amarillentas, en ocasiones acompañadas de un enrojecimiento cutáneo. Se cree que la dermatitis se debe a la alergia al hongo Pityrosporum ovale, actualmente conocido como Malassezia furfur, que afecta sobre todo a personas con una alta producción de grasa en la piel y poca inmunidad. En la mayoría de las personas, el hongo evoluciona sin ningún problema, pero en personas afectadas pro la seborrea, su epidermis responde a la infección inflamándose y formando escamas microscópicas para intentar liberarse del hongo.

Al ser una dolencia recurrente, suele aparecer varias veces durante la vida de una persona, aunque normalmente no se puede eliminar su reaparición, unos buenos cuidados pueden retrasar la aparición de nuevos brotes y hacer que estos sean menos agresivos.

Aproximadamente afecta a un 5% de la población adulta, la mayor incidencia se da sobre los 30 y los 40 años y afecta sobre todo a los hombres. En pacientes con las defensas muy débiles es muy fácil la aparición de la dermatitis seborreica, se estima que un 80% de los pacientes con VIH la tienen.

También esta presente en un 12% de los lactantes, cuando esta dolencia se da en bebés se conoce como dermatitis seborreica infantil (DSI) o costra láctea. En algunos casos, estos bebés suelen desarrollar una dermatitis atópica posterior.

Síntomas de la Dermatitis Seborreica

Los síntomas más visibles de la dermatitis seborreica son las lesiones cutáneas en forma de escamas o pruritos, acompañadas de inflamación y enrojecimiento, de forma habitual se presentan en placas, parches o costras ligeramente elevadas. Esta descamación suele generar malestar y picazón, sobre todo en caso de infección del prurito, debido fundamentalmente a que las personas que padecen estos picores tienden a rascarse la zona, empeorando con ello el estado de la piel.

Si enumeramos todos los síntomas de la dermatitis seborreica, tenemos:

  • Picazón. Se da con bastante frecuencia, pero no de una forma obligatoria. Hay que evitar rascarse.
  • Escamas en la piel. Tenemos dos variantes: cuando son de color blanco y claro, de naturaleza seca y se desprenden con fácilidad estaríamos hablando de lo que se conoce como caspa. Y si tienen un aspecto amarillento, de tipo grasoso y pegajoso, nos encontramos con la seborrea.
  • Zonas de piel grasosa y aceitosa.
  • Prurito. Puede generar mucho picor si se infecta al rascarse.
  • Inflamación o enrojecimiento leve. No se da en todos los casos.
  • Calvicie o Caída del cabello.

En cuanto a los síntomas relacionados con las distintas partes del cuerpo donde se dan con más frecuencia tenemos:

  • El cuero cabelludo, sobre todo en los extremos y detrás de las orejas. Las lesiones pueden ser incluso visibles por encima del pelo en forma de costras o placas color salmón, o en forma de escamas blancas y secas o amarillentas y de naturaleza grasosa. En ocasiones la caspa producida o seborrea, puede producir una pérdida del cabello o calvicie.

Dermatitis Cuero Cabelludo

  • La parte central de la cara, en especial las cejas, los párpados o alrededor de la boca, donde la descamación genera una especie de caspa y alrededor de la nariz en forma de parches rojizos o pruritos. Si la zona afectada es alrededor de los ojos, pueden favorecer la formación de orzuelos. También puede afectar al oído, causando prurito y favoreciendo la formación de cerumen.

Dermatitis Seborreica Cara

  • Y por último en el tronco superior, sobre todo en hombres con vello en esta zona. Las lesiones se presentan en forma de manchas o placas redondeadas y se concentran en el pecho y la zona del esternón.

  • Otras zonas en las que pueden aparecer son inglés, axilas y glúteos.

 

Los síntomas de la dermatitis seborreica son muy variantes según las personas afectadas, las distintas estaciones del año e incluso los días. Estos síntomas se presentan en dos fases diferentes, una fase inactiva o interbrote y una fase activa o brote.

Durante los brotes los síntomas más comunes son picor ligero a intenso (ardor o picazón), enrojecimiento de la piel, descamación, hinchazón, dolor leve o moderado e incluso se puede producir un leve sangrado. Esta fase interbrote se da principalmente en invierno y principios de primavera.

Durante la fase interbrote, la piel presenta sequedad, que puede variar de ligera a intensa, también se aprecia una descamación suave e irritación de la piel acompañada de pequeñas grietas cicatrizadas. Esta fase activa suele ocurrir normalmente en verano.

Además de los problemas visibles que provoca la dermatitis, tales como la irritación de la piel, también puede provocar otros problemas físicos y psicológicos, tales como la falta de sueño, baja autoestima o falta de confianza en uno mismo, estrés, etc. sobre todo en casos de dermatitis seborreica facial. Estos problemas hacen que los afectados vean modificados sus hábitos de vida, cambiando la forma de vestir, su alimentación, el maquillaje o las actividades que realizan. Estos problemas pueden llegar a tal punto de que una persona vea afectada sus relaciones sentimentales, si considera que su imagen esta muy deteriorada durante la fase activa.

Causas

La levadura conocida como Malssezia globosa se considera el agente patógeno de la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo. Su presencia es la culpable de la inflamación del cuero cabelludo, propiciando la intoxicación de la piel y causando su irritación. Las personas sanas, sufren una renovación constante en las capas de las células de la piel. Dentro de la epidermis, se forman nuevas células, expulsando las células viejas y muertas hacia el exterior, haciendo que se desprendan de la capa externa de la piel. A simple vista, estas escamas no son visibles, debido a su diminuto tamaño.

Sin embargo, cuando se padece un eccema seborreico, en vez de desprenderse diminutas células muertas, se desprenden grandes escamas grasas de la piel, alterando el proceso de renovación natural. Estos eccemas seborreicos se producen por una inflamación de los folículos capilares, y está inflamación esta causada por la infección de una serie de levaduras u hongos del género Malassezia (Malassezia furfur, Pityrosporum ovale y Pityrosporum orbiculare). Estos hongos que habitan en la piel humana, son inofensivos, pero bajo determinadas condiciones, pueden multiplicarse y causar afecciones. El hongo Malassezia se alimenta de restos de células muertas y esta presente en áreas con mayor producción de grasa.

La forma como el sistema inmunológico del paciente se enfrenta con la presencia de la Malassezia en la piel es que parece ser la causa de la inflamación y de los síntomas de la dermatitis seborreica, aunque la causa o causas exactas que la producen son desconocidas, después de numerosos estudios, los médicos creen que se debe a una combinación de factores, tales como:

  • Sistema inmunitario debilitado o factores relacionados con el estrés. Tanto hombres como mujeres sufren de problemas de caspa y eritema, en especial debido al estrés psicológico y la falta de sueño, que en su última etapa provoca la dermatitis seborreica.

  • Malas condiciones sanitarias causadas por enfermedades y fatiga.
  • Falta o exceso de determinados nutrientes:
    • Un exceo de vitamina A conduce a la dermatitis seborreica.
    • La deficiencia de vitamina B6 o biotina también es un desencadenante.
    • Falta de vitamina B2 o Riboflavina provoca la aparición de escamas sobre la piel y el enrojecimiento de la misma.

  • Problemas del sistema nervioso. Las personas que sufren las siguientes dolencias o enfermedades son propensos a este trastorno de la piel.

    • Personas que sufren enfermedad de Parkinson
    • Problemas de inmunodeficiencia.
    • Pacientes con problemas del corazón.
    • Es el trastorno cutáneo más frecuente en los pacientes VIH positivos alcanzando una incidencia de hasta 85 % y se observa en todos los estadios de la enfermedad.

La dermatitis seborreica parece ser hereditaria, ya que La Malassezia parece ser irritante para algunas personas genéticamente predispuestas, lo que explica la aparición de dermatitis seborreica solamente en un porcentaje pequeño.

La incidencia de la dermatitis seborreica es mayor en regiones climáticas frías, debido a que en estas regiones la piel sufre una desecación excesiva durante el invierno propiciando un mayor número de problemas relacionados con la caspa y la seborrea.

La dermatitis seborreica no se conseidera una enfermedad infecciosa, aunque mejore los síntomas cuando se trata con medicamentos antihongos.

Tratamientos

Para combatir la dermatitis seborréica, los tratamientos más usados con champús con una formulación especial a base de sulfuro de selenio, ketoconazol o corticosteroides, que eliminan las escamas cutáneas y prevenir la reaparición de las mismas.

Para la zona facial se emplean cremas antifúngicas (con ketoconazol) para actuar sobre el Pityrosporum ovale o el hongo de la Malassezia. Los expertos recomiendan el uso de limpiadores suaves (loción micelar y otros tipos de loción), pero nunca jabón, que hace que la irritación empeore. Hay ciertas personas que no toleran bien las cremas hidratantes. Sin embargo, si la piel presenta mucha sequedad, necesita hidratación.

Hay muchas personas que están en contra el uso de cremas para el tratamiento de la dermatitis seborreica, ya que según ellos solo sirven para controlar lo síntomas, pero no atacan el problema de raíz, de tal forma que van debilitando las defensas y merman la capacidad auto-curativa de nuestro cuerpo. Para estas personas recomendamos esta serie de tratamientos naturales para aliviar sus síntomas.

Tratamiento natural

  • Es importante seguir una alimentación adecuada para tratar la dermatitis. Los alimentos que NO se deben ingerir son aquellos que estén procesados, con azúcares o harinas refinadas, fritos, embutidos y que tengan leche de vaca. Por el contrario es importante consumir aceites y leches vegetales, jugos, ensaladas de vegetales frescos y ajo en ayunas. Aunque lo más importante es mantenerse hidratado y beber mucha agua.
  • Se pueden utilizar remedios caseros como: aceites esenciales (manzanilla, eucalipto y lavanda), aceite de oliva y almendras, romero, limón, aceite de menta, vinagre de manzana, bicarbonato de sodio, aceite del árbol de té, tomillo, arcilla, laurel, diente de león, miel y regaliz. 
  • Por otro lado practicar yoga, taichí o recibir masajes de bioenergía te pueden ayudar.

Champú

La dermatitis seborreica se trata con champús o lociones que contienen sulfuro de selenio, los que contienen Piritoina de Zinc, Ácido salicílico, y los que contienen Ketoconazol al 2%. Los champús con alquitrán de hulla son también eficaces. Se pueden usar dos o tres veces por semana.

Para que los champús sean eficaces hay que aplicarlos sobre el cuero cabelludo y frotar durante 4 o 5 minutos, aclarando después la zona con abundante agua para que no quedé nada de champú.

Algunos marcas de champús que combaten la dermatitis seborreica:

  • Scalpicin y X Seb (contienen ácido salicílico)
  • DHS zinc y Head and Shoulders (contienen piritoína de zinc)
  • DHS Tar, Polytar, Neutrógena T-Gel (contienen alquitrán de hulla)
  • Selsun Azul y Exsel (contienen sulfuro de selenio)

Además de los anteriormente mencionados, cualquiera que contenga Ketoconazol al 2%, tales como Arcolane, Eumicel o Fungarest.

En cualquier caso, antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento con estos champús o lociones, lo ideal es consultar a un profesional competente, ya que muchos de estos productos pueden producir efectos secundarios adversos, tales como reacciones alérgicas, disminución del interés sexual, erupciones cutáneas, cefalea, trastornos menstruales, dificultades respiratorias y otros posibles efectos no deseados. En caso de que aparezca cualquiera de estos efectos, hay que suspender el tratamiento.

Para un tratamiento correcto contra la dermatitis seborreica, lo ideal es comenzarlos antes de cada nuevo brote. Las personas que la padecen  deben adquirir la costumbre de lavarse la cabeza muy a menudo, prácticamente a diario cuando los síntomas son muy claros e ir espaciando los lavados con champú según vayan remitiendo. Como complemento al uso de los champús sería muy conveniente la exposición al sol.

Al ser una enfermedad que persiste en el tiempo, el paciente tiene que tener mucha constancia con los tratamientos, de esta forma conseguirá unos buenos resultados y los brotes no serán tan severos.

Además de los tratamientos con champús, es conveniente evitar situaciones de nerviosismo extremo, y controlar el estrés emocional y el cansancio. Al ducharse, no utilizar agua demasiado caliente, y evitar cambios bruscos de temperatura, tratando de no exponerse mucho a ambientes con aire acondicionado y calefacción central.

Cremas

Para la higiene cotidiana deben usarse cremas y lociones hidratantes no grasas y jabones neutros

Las personas que padecen de dermatitis seborreica y que deciden controlar efectivamente este padecimiento deberían tener en cuenta si en su organismo vitaminas como biotina, ácido fólico, Vitamina A, Calcio, magnesio están presentes en su medida necesaria.

Costra láctea

Si tú bebe tiene costra láctea puedes seguir las siguientes indicaciones para aliviar los síntomas:

  • Realiza un masaje en el cuero cabelludo de tú bebé suavemente con los dedos, o con un cepillo suave para conseguir que las escamas se desprendan o aflojen, y mejorar así la circulación del cuero cabelludo.
  • Prueba a bañar al bebé todos los días, usando un champú suave, mientras se presenten las escamas. Según las escamas tiendan a desaparecer, reduce el uso de champú a dos o tres veces por semana. Asegúrate de enjuagar bien todo el jabón, aclara con bastante agua.
  • Cepilla el pelo de tú hijo con un cepillo suave y limpio después de cada lavado, y varias veces durante el día, para que las escamas no se apelmacen.
  • Si las escamas no se aflojan y lavan fácilmente, puedes aplicar un poco de aceite mineral en el cuero cabelludo del bebé, envolviendo la cabeza con paños tibios y húmedos, hasta una hora antes del baño con champú. Entonces, utilice el champú como hemos indicado anteriormente. Recuerde que los bebés pierden mucho calor a través de su cuero cabelludo, asegúrate que las telas que usas para envolver la cabeza no se enfríen demasiado, si esto sucede, vuelve a mojarlas con agua tibia y un poco más de aceite.

Si las escamas suponen un problema mayor o el bebé se muestra muy incómodo o inquieto e intenta rascarse la cabeza, consulte a su médico. Este le puede prescribir una crema o loción para aplicar en el cuero cabelludo varias veces al día, de esta forma conseguirá aliviar las molestias que produce la costra láctea.

Top