Cómo cuidar tu zona íntima con Vaginesil

¿Le estás dedicando la atención necesaria a tu salud vaginal? La piel de tu zona íntima también necesita cuidados específicos. Te contamos cómo llevarlos a cabo con Vaginesil.

A menudo, las mujeres olvidamos, o simplemente no somos conscientes, de que nuestra zona vaginal es piel, y que por lo tanto, al igual que el resto de piel de nuestro cuerpo, necesita unos cuidados concretos. De la misma manera que el resto de la piel cambia con el paso del tiempo, la de la zona íntima también se ve afectada por la edad. Se trata de la piel más sensible y delicada del cuerpo ya que es la que más glándulas sudoríparas y terminaciones nerviosas tiene. Por eso es importante cuidar de esta zona con productos específicos y especialmente formulados para la higiene íntima, como los tratamientos de Vaginesil.

Los productos de Vaginesil incluyen un rango de pH específico que respeta las defensas naturales de la zona vaginal. Sus ingredientes son efectivos para el cuidado y la higiene íntima femenina manteniendo la suavidad necesaria para respetar la fragilidad del área. También es necesario seguir una serie de cuidados básicos y hábitos para mantener una buena salud vaginal. Te contamos qué pasos seguir para evitar infecciones y mantener una higiene correcta.

Cuídate con Vaginesil:

  1. Una limpieza adecuada:

    Esto seguramente parezca muy obvio pero no todas las mujeres saben cómo mantener una buena higiene de la zona íntima. De hecho, un exceso de higiene, el mal uso de jabones, un lavado vaginal mal hecho o la utilización de duchas vaginales pueden tener consecuencias negativas a pesar de que busquen la limpieza de la zona íntima femenina. Es importante llevar a cabo un aseo diario, pero hay que centrarse en la zona externa ya que la zona interna ejecuta por sí sola su higiene, manteniendo el equilibrio de la flora vaginal. Una ducha vaginal, por ejemplo, elimina todas las bacterias incluyendo las saludables que son las que protegen a tu vagina de infecciones. Además, la higiene externa debe hacerse con un gel específico para la zona, que no altere el pH, como es el caso del gel íntimo Vaginesil Higiene Íntima con GynoPrebiotic que debe usarse a diario como sustituto del gel de ducha. Si para tu limpieza facial utilizas productos específicos, ¿por qué no para tu limpieza íntima? Y tras ir al baño, recuerda siempre limpiarte de adelante hacia atrás, para no llevar las bacterias de la zona anal a la zona vaginal y evitar infecciones.

    Limpieza de la zona íntima con Vaginesil
  2. Ropa interior de algodón:

    Este tipo de ropa interior es la más adecuada para evitar la humedad, que es dónde crecen con más facilidad los hongos y las bacterias. Es transpirable y se seca con rápidez, además de permitir el paso del aire a través del tejido. Las prendas que están hechas con encajes, seda o telas sintéticas bloquean el aire y tienden a no dejar que respire la zona. Si sueles sufrir infecciones vaginales, lo ideal es que utilices ropa interior de algodón orgánico sin teñir y que no haya sido tratado con sustancias químicas. El algodón también te ayudará a prevenir reacciones alérgicas, e incluso puedes lavar tu ropa interior con el propio jabón de Vaginesil que usas para tu higiene íntima. De la misma manera, la ropa ceñida como vaqueros o leggings que sean muy ajustados no es recomendable ya que retienen la humedad causando infecciones por hongos. Lo mejor es utilizar faldas o vestidos, así como ropa holgada con más frecuencia para favorecer la circulación del aire. Además, en el caso de que lleves ropa mojada, como el traje de baño o después de haber hecho ejercicio, es imprescindible que te cambies enseguida para evitar la infección por hongos

  3. Una vida sexual sana:

    Para un cuidado adecuado de tu zona íntima debes también tener en cuenta ciertas pautas a la hora de tener relaciones sexuales. Tener una pareja sexual estable, o utilizar preservativos disminuyen las posibilidades y riesgos de contraer enfermedades o infecciones. También debes tener en cuenta que el semen es alcalino por lo que puede alterar el pH de tu vagina que es ácido y provocar la aparición de hongos. Lavar tu zona genital después de cada encuentro es esencial. Durante las relaciones nos exponemos a bacterias que pueden causar irritaciones o infecciones, por eso el lavado con agua tibia después es altamente recomendable. Al igual que orinar tras haber practicado sexo ayuda a eliminar bacterias, ya que éstas pueden trasladarse hasta la vejiga a través de tu uretra y provocar infecciones urinarias. Es aconsejable que tu pareja también mantenga una higiene personal adecuada cuando mantenga relaciones contigo. Si usas lubricantes durante tus relaciones asegúrate de utilizar aquellos que sean hipoalergénicos, o utiliza algún hidratante vaginal que alivie la sequedad. Por ejemplo, el Gel Hidratante Vaginesil Efecto Calor está especialmente pensado para facilitar las relaciones sexuales y aporta una sensación suave y cálida cuando se aplica.

    Vida sexual sana con Vaginesil
  4. Durante la menstruación:

    En esta época del mes es importante prestar especial atención a la higiene íntima. La menstruación hace que los niveles del pH vaginal cambien y haya un desequilibrio, lo que provoca en algunas mujeres que sean más propensas a sufrir infecciones durante esta época. Por eso es necesario seguir una serie de hábitos saludables e higiénicos durante el periodo, como cambiar con mucha frecuencia tu tampón. De hecho, es recomendable utilizar los tampones muy de vez en cuando ya que acumulan la sangre en el interior de la vagina en vez de permitir la salida del flujo y de las bacterias. Las toallas sanitarias y compresas son más recomendables en este sentido porque sí dejan que la sangre salga, pero sabemos que los tampones resultan más cómodos por eso si los usas a menudo por lo menos asegúrate de cambiarlos regularmente. Esto también debe aplicarse a las compresas ya que pueden aumentar los niveles de pH, e intenta usar las que no contengan perfumes para evitar irritaciones. El uso de toallas como salvaslips a diario a pesar de no estar menstruando puede ser contraproducente y provocar bacterias ya que no permite la transpiración de la zona. Lo mejor para mantener la zona limpia durante la menstruación es utilizar un jabón íntimo como Vaginesil Higiene Íntima con Protección Odor Block que está pensado para ese momento del mes y en caso de flujo abundante protegiendo del olor durante todo el día. También son muy cómodas las Toallitas Vaginesil en caso en que te encuentres fuera de casa y necesites sentirte limpia y fresca.

    Durante la menstruación con Vaginesil
  5. La dieta también influye:

    Comer ciertos alimentos puede tener beneficios para tu salud vaginal. El yogur, por ejemplo, contiene las bacterias buenas que necesita tu vagina para mantenerse sana, así que no dudes en incluirlo en tu dieta y así evitar las infecciones por hongos. Los alimentos fermentados en general son positivos para tu zona íntima. Las frutas también tienen muchas ventajas, en concreto los arándanos, la piña y las fresas que contribuyen a que las secreciones vaginales tengan un aroma más agradable. Estar hidratada también es esencial para cuidar de tu salud vaginal ya que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo. El ajo es otro alimento eficaz para el bienestar íntimo ya que sus propiedades matan a los hongos causantes de infecciones; consúmelo para evitar y tratar cualquier infección.

Top