Cómo cuidar un tatuaje con Bepanthol

¿Te acabas de hacer un tatuaje y no sabes cómo cuidarlo ni qué pomada usar? Desde Farmacia Online te recomendamos Bepanthol y te damos las claves para el cuidado de tu tatuaje.

Quizás estas Navidades por fin te has armado de valor y has decidido regalarte a ti mismo un tatuaje. Hacerte el tatuaje es tan solo el primer paso, y aunque no lo parezca, el más fácil. Ahora viene el momento más importante: cuidarlo correctamente para evitar complicaciones. Realizar los cuidados adecuados, limpiar bien la zona, y utilizar los productos más indicados es esencial para una buena cicatrización. En Farmacia Online aconsejamos el uso de la pomada para tatuajes Bepanthol. Te contamos todo lo que tienes que hacer para cuidar bien tu nuevo tatuaje y los beneficios de Bepanthol para tatuajes. ¡Toma nota!

Cuidados de un tatuaje:

Antes de tatuarte debes saber que puedes sangrar durante el proceso, sobre todo si el diseño que has elegido tiene mucho relleno. No suele sangrar mucho y la duración del sangrado es corta, una vez fuera del estudio tu tatuaje ya no sangrará nada. Si decides hacértelo en la zona baja de la espalda debes tener en cuenta, sobre todo si eres mujer y quieres quedarte embarazada, que puede suponer un impedimento para la epidural. Al hacer la inyección existe un riesgo de que la aguja arrastre tinta y provoque complicaciones durante el parto. Y si quieres donar sangre, tendrás que esperar 6 meses después de hacerte el tatuaje, según la normativa española.

Normalmente, una vez te hayas hecho el tatuaje, el propio tatuador te dará unas indicaciones para que lleves a cabo correctamente todos los cuidados. Te explicamos aquí también cuáles son los cuidados básicos que debes seguir:

  1. Nada más terminar de tatuarte, el tatuador aplicará una pomada para tatuajes antibacteriana, como Bepanthol pomada protectora, y cubrirá el tatuaje recién hecho. Puede hacerlo de dos maneras distintas: usando papel film transparente o con un apósito adhesivo. Este último debe permanecer pegado a tu cuerpo los dos o tres días siguientes. El film transparente, sin embargo, debes retirarlo después de dos o tres horas. Dependiendo de lo que use tu tatuador deberás llevar a cabo unos cuidados distintos.

  2. Al quitarte el papel transparente un par de horas después, debes lavar el tatuaje con cuidado y con un jabón neutro de glicerina. Sobre todo no uses una esponja ni frotes fuerte porque podrías arrastrar la tinta. Seca la zona dando suaves y pequeños toques, o dejándolo secar al aire. Una vez seco, extiende una capa fina de crema antibacteriana como la de Bepanthol, que puedes conseguir en nuestra farmacia online.

  3. Repite estos pasos durante los 10 días siguientes, entre 3 y 5 veces al día, hasta que el tatuaje esté perfectamente curado y haya cicatrizado bien. Mantener la zona limpia e hidratada es esencial para que se cure bien, que no se creen demasiadas costras o se infecte. Un jabón con perfume puede irritar la zona, es importante que uses uno neutro, y que no apliques alcohol tampoco.

  4. Cuando tu tatuaje haya cicatrizado asegúrate de mantener tu piel hidratada y el tatuaje en buenas condiciones. Usa a diario una crema hidratante que sea específica para tatuajes o que no contenga ni alcohol ni perfume. Prueba la loción hidratante de Bepanthol para uso diario, que protege tu piel y se absorbe rápidamente.

  5. Cada vez que vayas a exponer tu tatuaje a las radiaciones solares no olvides aplicar una crema de sol de alta protección. Es una zona sensible de tu piel y el sol puede irritarla, además de provocar la pérdida de color e intensidad de tu tatuaje.

Lo que tienes que evitar:

Cuando acabas de hacerte un tatuaje hay ciertas cosas que tienes que evitar hacer si quieres que se recupere bien y cicatrice correctamente para durar más tiempo sin tener que repasarlo. 

  1. Ten cuidado de no exponer de forma directa el tatuaje al sol nada más haberlo hecho y durante los primeros días. Podrías quemarte la zona del tatuaje además de provocar la decoloración de éste.

  2. No uses ropa ceñida ni dejes que te roce si acabas de tatuarte. Lo mejor es que lo dejes al aire ya que la ropa puede adherirse a la piel e impedir que el proceso de curación se haga correctamente.

  3. Deja la costra en paz, no intentes quitártela. Piensa que el tatuaje es como una herida abierta, se va a ir formando una pequeña costra poco a poco, y de forma natural se ira cayendo por si sola. No debes arrancártela.

  4. Intenta no tocarlo mucho. Podrías crearte una infección si manipulas mucho la zona tatuada. Como ya hemos explicado, el tatuaje es como una herida abierta, si la tocas puede entrar en contacto con suciedad y microbios que pueden crear una infección.

  5. Evita bañarte en jacuzzis y piscinas, e incluso en el mar, nada más haberte hecho el tatuaje. La cicatrización puede verse afectada por la sal y el cloro, así que espera a que esté totalmente cicatrizado para bañarte. Por comodidad es recomendable no tatuarte en verano, para evitar el sol, la piscina y la playa.

  6. Elimina el ejercicio físico o el deporte de contacto de tu rutina durante los primeros días tras tatuarte. Si tu tatuaje está cerca de las articulaciones ten especial cuidado, ya que la piel puede agrietarse al hacer ejercicio o irritarse con el sudor, y esto puede entorpecer el proceso de cicatrización. 

  7. No uses aceites ni vaselina para cicatrizar el tatuaje. Es esencial que uses una crema para tatuajes específica o una pomada cicatrizante como la de Bepanthol. La vaselina provoca que se te cierren los poros, y la falta de oxigenación que esto provoca impide una buena cicatrización.

Propiedades de Bepanthol tatuajes:

Bepanthol tatuajes

Durante la cicatrización:

La pomada protectora de Bepanthol es una emulsión oleosa que no contiene conservantes, colorantes, ni perfume. Actúa creando una capa protectora que evita que el tatuaje entre en contacto con sustancias irritantes, además de proporcionar la hidratación necesaria reteniendo el agua en la piel. Esta crema ayuda a que la piel seca, irritada o sensibilizada por rojeces o tatuajes, se regenere naturalmente. 

Después de la cicatrización:

Por otro lado, la loción hidratante está pensada para el cuidado diario de la piel seca o normal. Es de fácil aplicación porque contiene una gran cantidad de agua y poca grasa, lo que también facilita su absorción. Si quieres que tu tatuaje luzca como nuevo durante años y no pierda color, recomendamos que te apliques crema hidratante diariamente y cuides tu piel.

Top