Las claves para una lactancia materna perfecta

Tanto si has optado por la lactancia materna, como si prefieres la artificial o te decantas por la mixta, estas claves harán que la lactancia sea perfecta para ti y para tu bebé.

¿Estás a punto de dar a luz y no sabes ni por dónde empezar con la lactancia? No te preocupes, sentirse asustada, perdida o insegura es normal si es tu primer embarazo y va a empezar por primera vez el periodo de lactancia. Desde Farmacia Online te damos las claves y algunos consejos que te ayudarán a llevar a cabo una lactancia materna cómoda, fácil y correcta. Lo primero que tienes que hacer es confiar en ti misma. Lo vas a hacer genial, ¡ya verás! 

  • Empieza lo antes posible la lactancia materna:

    Si has decidido alimentar a tu bebé a través de la lactancia materna exclusiva es recomendable que le pongas al pecho en cuanto nace. Esta acción tiene beneficios tanto para ti como para tu hijo. Amamantar a tu bebé durante su primera media hora de vida va a favorecer la contracción de tu útero tras el parto. La estimulación que lleva a cabo tu bebé al succionar también va a contribuir a que la leche suba más rápido. Además, la lactancia materna precoz va a ayudar a facilitar la correcta colocación del pecho, muy importante para evitar dolores.

  • Amamanta cuando el bebé lo pida y durante el tiempo que necesite:

    Cuando se empieza la lactancia las tomas deben de ser frecuentes y no seguir ningún horario ni programación. Esto vale tanto si vas a dar el pecho como si has optado por el biberón, tu mamá es el que marca el ritmo. No existe un tiempo mínimo entre toma y toma pero no debe superar las 5 horas los primeros días, y puede comer tanto como quiera hasta quedarse sin hambre. Si das el pecho tu bebé dejará de succionar y se retirará o se quedará dormido cuando ya no tenga hambre, en el caso del biberón sabrás si ya no tiene hambre si sobra un poco de leche. Amamantar puede causar estragos en tus pezones, por eso te aconsejamos que apliques una crema específica contra las grietas después de cada toma, una vez la piel esté limpia y seca. La crema Velastisa Cuidado del Pezón de Isdin alivia la zona hidratándola y regenerándola. Además, sus componentes son seguros para tu bebé y consiguen reducir la inflamación del pezón. 

    Cuidado del pezón en la lactancia materna
  • No le tengas miedo a la extracción:

    Extraer leche es un paso esencial ante cualquier dificultad problema como el dolor el en el pecho, si no estás con tu bebé y no le puedes amamantar, la falta de leche, cuando tu bebé tiene dificultades para succionar... Además, la lactancia mixta va a ser necesaria cuando te incorpores al trabajo o empieces a volver a la rutina y no puedas estar las 24 horas del día pegada a tu bebé. Si has decidido no darle el pecho a tu bebé, con más razón vas a tener que hacer uso de la extracción y el sacaleches va a ser tu mejor aliado. En Farmacia Online tenemos varios tipos de sacaleches para adaptarse a tus necesidades. Puedes llevarte el sacaleches manual de Chicco a cualquier parte y realizar la extracción cuando quieras o necesites. O puede probar el sacaleches eléctrico de Suavinex que imita la succión del bebé y viene en un pack con biberón y bolsas para almacenar incluidos. 

    Extracción con sacaleches en la lactancia materna
  • Evita usar el chupete las primeras semanas:

    No se aconseja que el bebé use chupetes o tetinas las primeras semanas de vida hasta que no se haya establecido la lactancia materna. Esto se debe a que la succión que hace el bebé en la tetina es diferente a la del pezón y puede llegar a confundirlo. Además, las tetinas artificiales pueden dificultar el aprendizaje que el bebé debe hacer para mamar correctamente. De hecho, si estás pensando en llevar a cabo una lactancia mixta debes tener en cuenta que el bebé puede llegar a rechazar el pecho materno una vez haya probado el biberón. Mamar del seno le supone más trabajo al bebé, mientras que con la tetina del biberón la leche cae prácticamente sola. También debes saber que la producción de leche de tus pechos va en función de la frecuencia con la que mama tu bebé; cuanto menos le des el pecho, menos leche producirá éste. Por eso se recomienda amamantar por lo menos los 6 primeros meses, e intentar alargarlo hasta los 12 meses, ya que la leche materna contiene todos los nutrientes y componentes necesarios para el crecimiento y desarrollo.

  • Aprende a almacenar y guardar la leche que extraigas:

    La leche materna es muy delicada y no cualquier envase es apto para almacenarla. Lo mas recomendable es que se almacenen en botes de vidrio, que son los más adecuados si quieres congelar, o en botes de plástico aptos para la conservación de alimentos, como biberones o tarteras. Sin embargo, te recomendamos que uses las bolsas de almacenaje especiales de lactancia ya que se adaptan perfectamente a los sacaleches para facilitar todo el proceso, además de ser aptas para congelar. Las bolsas de Suavinex están pre-esterilizadas y son deshechables. Puedes incluir la fecha de extracción o cualquier dato que necesites, al igual que en las bolsas de Dr. Brown's. Éstas, además, tienen una base reforzada que te permite mantenerlas en posición vertical y facilita la descongelación. Una vez descongelada, tienes que dársela a tu bebé en las siguientes 24 horas, pasado ese tiempo se pone mala.

    Bolsas de almacenaje para lactancia materna
  • Vuelve al trabajo y retoma tu rutina:

    Volver a tu día a día es muy satisfactorio, y también necesario para que puedas desconectar y descansar del cuidado de tu bebé. Tan sólo necesitas organización y no considerarlo como un impedimento en la lactancia materna. Hoy en día existen muchos medios para que el bebé esté muy bien alimentado aunque la mamá esté lejos, gracias a los sacaleches por ejemplo. Pero tu bienestar es muy importante también y el periodo de lactancia puede irritar e inflamar tus pezones, además de provocar goteo. Para evitar que tu vuelta al trabajo esté marcada por las manchas en la blusa o por las incomodidades de tener los pezones doloridos, te recomendamos que uses discos absorbentes durante una temporada. Los discos de lactancia de Chicco están pensados para usarlos bajo la ropa sin que se noten y son transpirables, además de muy absorbentes y antibacterias. Las almohadillas adhesivas de Dr. Brown's son también una opción discreta para evitar goteos y humedad en la zona del pezón.

    Discos absorbentes para lactancia materna

Top